6 ene. 2011

Justo esa pregunta



¿Y yo te gusto? - pregunto él

ella sentía que se había expuesto demasiado, que había sido muy sincera con el.... demasiado para lo que es sano, y se dio cuenta de q talvez ese día todo iba a cambiar, talvez el se distanciaría, talvez el se acercaría mas, talvez no supiera mas nunca de el... ella no sabia que hacer, que pensar, que decir; pues lo había dicho todo, y no de la forma en la q lo había imaginado... tampoco el había reaccionado de la forma que ella quería, o que ella había soñado, y por esa se sentía tan insegura y a la vez triste, por no tener nada en que creer, en que soñar... porque todo lo que había soñado, ese día se había desvanecido... sus ilusiones se habían derretido con aquella actitud con la que él la había tratado...

- ¿y yo te gusto? - era la pregunta que rondaba por su mente, que no la dejaba en paz, que la hacia llenarse de rabia.... porque la respuesta a esa pregunta podría traer consecuencias en su amistad con el.... temía haber arruinado aquella hermosa amistad que se había forjado desde lejos, pero que siempre estuvo envuelta en aquel juego de coqueteos y palabras cursis....

Ella nunca pensó que pudiera llegar a sentir algo tan fuerte por el... Que alguien pudiera tener el poder de controlar sus estado de animo, que el se pudiera apoderar de sus pensamiento durante el día, y también aparecer en sus sueños durante la noche.... el se había robado su vida, porque ahora todo lo que ella hacia le recordaba a el!


No hay comentarios:

Publicar un comentario