5 sept. 2015

¿Donde quedó?






"Donde quedó la emoción que a mi me daba, Cuando veía en tu mirada ese poquito de amor...

Donde se fue ese deseo de Tocarte y de Sentirte, de dejarme y soltarme y mi cuerpo compartirte.

La pasión ya se ha apagado, y si digo la verdad, no podría asegurarte que existiera en realidad.
Que duro es para uno mismo darse cuenta de que el Amor tantas veces lo inventamos como nuestra salvación, no lo sientes, No lo Vibras, pero te Aferras a el, como si Existiera el Miedo de sin Amor perecer, ese Miedo inexplicable a la Horrible Soledad, quedarse sin unos Ojos donde podernos mirar.
Pero creo es más Terrible el Engañarse, el Mentirse y el Mirarse en unos ojos que vacíos de verdad visten, que No nos Inspiran Nada por más que nos engañemos y por más que pretendamos que de amor estamos llenos.
 A mi la venda maldita, se me cayó de los ojos y de pronto me di cuenta, que no eres de mis antojos.
Que traición para uno mismo tantas veces cometemos, para no sentirnos solos, soportamos, no deseos. No deseo besar tu boca pero me creo que sí, No deseo mirar tus ojos más prefiero sea así, No deseo tenerte cerca, No deseo tocar tus manos, más me engaño y me entretengo creyendo que es lo que quiero.


Que tu cuerpo no me enciende, ni tus ojos me alimentan, que prefiero no engañarme aunque todo esto me duela, prefiero seguir descalzo aunque el camino sea duro, prefiero andar sin zapatos, que caminar con los tuyos, No me quedan, no me entallan, Son muy chicos para mi.
Por que el amor que yo busco nunca lo he de hallar en ti, Tu no puedes darme aquello que me despega del suelo, para que seguir fingiendo, Mejor vete y vete lejos. Que si yo siento tus manos, y si en tus ojos me veo, puede ser que no me aguante y entonces siga mintiendo.
Y aunque yo ya me he jurado nunca más volver a ti, puede ser, que sin quererlo, mi alma entregue en el Fingir.
Yo no se que pasaría, pues es más fuerte el temor, No me quiero quedar solo, arrumbado en un rincón."
- Odin Dupeyron

No hay comentarios:

Publicar un comentario