27 nov. 2011

¿será?



 Y llegaste tú...

La verdad es que no quiero ilusionarme pero me encantas. No puedo evitar sentir esa sensación en el estómago cuando me abrazas. Ya me es difícil mantenerte la mirada, por eso prefiero esconderme en tu pecho y que tú beses cada parte de mi cuello.

No es fácil volver a confiar después de tantas malas experiencias en el amor. Pero si tú estas dispuesto, yo me arriesgaré… Así como te dije una vez “si a ti nada te detiene, a mi tampoco”

Y tengo miedo, no lo niego. Pero eso no me detendrá.

Ahora necesito saber si estas dispuesto a luchar por esto. Solo eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario